Château de Vincennes

Historia del monumento

Un símbolo del Estado moderno. El edificio afirma el poder soberano: protege la capital, pero defiende también a los reyes frente a eventuales revueltas. Es el centro de la monarquía francesa hasta en 1682, cuando Luis XIV decide cambiarlo por Versalles. La torre del homenaje sirve de prisión entre los siglos XVI al XIX: Fouquet, el marqués de Sade o Mirabeau son algunos de los prisioneros ilustres. Transformada en caserna y en arsenal por Napoleón I, la fortaleza protege París durante las invasiones del siglo XIX.
  
Un lugar para la memoria nacional. Restaurado tras los graves desperfectos sufridos durante la Segunda Guerra Mundial, el castillo de Vincennes alberga en particular el Servicio Histórico de la Defensa (SHD).      

N.B.

Para garantizar la seguridad de los visitantes, en el monumento se aplican las medidas de protección preventivas dictadas por el gobierno para las administraciones públicas.

El monumento abre sus puertas siguiendo las condiciones habituales.

Más información

Profundizar

  • DOCUMENTACIÓN DE LA VISITA

Descubrir